El Quijotesco sueño de la familia Ramos Pérez: Un barrio cultural para formar líderes a través de la lectura y el arte.

En el AA.HH. Santa Rosa de Puente Piedra se respira alegría y esperanza desde que los esposos, Eddy Ramos y Lis Pérez, fundaron la Biblioteca Comunal “Don Quijote y su Manchita” en el 2008. Hoy, de la mano de Omar Pérez, miembro de la familia, su trabajo ha tomado un nuevo giro organizativo, impulsando el proyecto “Quijote para la Vida” el cual, ha logrado ganar en el 2014, los concursos “Cultura Viva Comunitaria” organizado por la Municipalidad Metropolitana de Lima y  “Puntos de Cultura” del Ministerio de Cultura. En la presente entrevista, estos tres ciudadanos ejemplares nos comentan acerca de su experiencia en gestión y algunas aproximaciones sobre la Industrial local cultural.
  
Omar Pérez, Eddy Ramos y Lis Pérez del Proyecto "Quijote para la Vida"

Por Silvia Rodríguez Siu
Crédito fotográfico: Archivo del Proyecto "Quijote para la Vida"

Eddy Ramos
Comunicador
Coordinador General del Proyecto

Lis y tú son de las parejas dentro del mundo de la cultura peruana actual que se han convertido en importantes líderes gestores de proyectos para la transformación social a través de la lectura y el arte. ¿Qué fue lo que les inspiró a llevar a cabo la Biblioteca Comunal “Don Quijote y su Manchita”?

Lis es Educadora y yo Comunicador.  En la Escuela Hugo Echegaray del Instituto Bartolomé de las Casas, llevamos un curso que se llama Proyectos Sociales que nos sirvió mucho, ya que nos dio un amplio panorama de lo que se hace en esa rama.  Luego, tuvimos una experiencia que nos llamó mucho la atención: Visitamos la casa de un amigo nuestro en Carabayllo, Nicolás,  quien tenía una biblioteca de por lo menos 2 mil libros. Ambos sucesos fueron los que nos inspiraron para formar la Biblioteca Comunal.

En los casi 8 años que lleva el proyecto en marcha, vienen trabajando mucho el aspecto del liderazgo en l@s niñ@s, a través del personaje del Quijote.  ¿Cómo han hecho para trabajar con ell@s, un libro tan denso?

El AA.HH. Santa Rosa tiene aproximadamente 15 mil habitantes. Nosotros tenemos a cargo en la Biblioteca Comunal, un promedio de 60 niños entre 6 y 12 años. Elegimos para nuestro proyecto el personaje del Quijote como referente de liderazgo, ya que posee las características en toda su dimensión: Lealtad, solidaridad, perseverancia, entre otras cualidades de un líder.  Para que la comunidad acepte participar en este proyecto, hemos colocado en su imaginario al personaje como referente, con todas sus sensatas locuras y sus sueños.  El personaje es riquísimo para adaptarlo a un contexto peruano local y nosotros lo venimos haciendo.  L@s niñ@s saben de estos  ideales.  Venimos leyendo con ellos la obra “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” a través de una colección de cuentos infantiles que sobre el libro existe y que un amigo nos obsequió: ¡L@s pequeñ@s se han leído todos los tomos!
Pocas instituciones están dentro del corazón del barrio; con esto, les damos a l@s niñ@s una visión de liderazgo.

Empezaron con la Biblioteca Comunal, ahora está en construcción el Centro Cultural y la próxima meta, El Patio de la Cultura. Están concretando la idea de convertir esta área en un Barrio Cultural.

Lo que deseamos es que, cada vez más personas de nuestra comunidad participe en los asuntos que les concierne como pobladores, pues todo barrio está conformado por su gente, con su historia y su identidad. Con estas acciones concretas, a través del Proyecto “Barrio Cultural, Don Quijote y su Manchita”, estamos recuperando los espacios públicos: mejorando juntos el ornato del Asentamiento, el ambiente de interrelación entre los vecinos, haciendo vida más participativa, organizativa y solidaria. 


Crédito del póster: Proyecto "Quijote para la Vida"


Actualmente, vienen desarrollando el concepto de “Industrial local cultural”.

En el “Grupo Chaski, Comunicación Audiovisual” donde trabajamos, siempre nos hablan de la “Industria local cultural” como un gran reto.  La idea es decirle a la comunidad: La cultura es parte de tu formación integral.  Allí entramos a tallar nosotros para brindarles servicios culturales.  Queremos romper el prejuicio de algunos grupos que aún se rehúsan a tomar experiencias empresariales para avanzar y que sus proyectos subsistan. Cada producto lleva el símbolo que representa nuestro proyecto. No es que sea súper rentable, pero ayuda.  Omar le dio a “Quijote para la Vida” el ingrediente que nos hacía falta para fortalecernos  Él se encarga de la planificación, de darle la forma al proyecto.


Omar Pérez
Químico Farmacéutico
Planificador del Proyecto

Omar, te sumas al proyecto como apoyo para darle más sostenibilidad que es un aspecto fundamental: ¿Cómo se hace esto?

Se presentó la oportunidad del concurso “Puntos de Cultura 2014” organizado por el Ministerio y como vi que en el trabajo que venían realizando Eddy y Lis existían todos los ingredientes para hacerlo más consistente, se me ocurrió la forma de juntarlos todos de manera que fuesen más productivos.  Entonces, nos reunimos los tres a trabajar lo más palpable y directo, y fue así como salieron los 5 pilares: El Microcine (con el apoyo de "Ojo del Sabio" de la Red de Microcines del Grupo Chaski), la radio comunal, los festivales de lectura, el foro literario y las muralizaciones.  Así nació “Quijote para la Vida” de una forma más sólida. Luego, con el mismo proyecto, ganamos el concurso de “Cultura Viva Comunitaria” de la Municipalidad Metropolitana de Lima (de la anterior Gestión), cuyo premio, 15 mil soles, nos ha permitido financiar todo el año pasado y una parte del presente. Actualmente, se han incorporado otras artes como el teatro, la música y la danza.


Eddy Ramos recibiendo el premio "Cultura Viva Comunitaria 2014"

Además de recurrir a los concursos de fondos de ayuda para proyectos, ustedes, enfocados en la “Industria local cultural” están empezando a generar trabajo para los artistas locales de Puente Piedra y de los distritos aledaños.

Para trabajar el tema de la sostenibilidad, en el trayecto, hemos recurrido a nuestros aliados.
El Colectivo “La Brigada Muralista” generosamente, llenó de arte muchas de las fachadas de nuestro barrio.  Nosotros hicimos polos que tienen estampados las imágenes de éstos murales.
Polos para ayudar a sostener el Proyecto "Quijote para la Vida"


También, “Metal Cult”, negocio autogestionario del Artista Miguel Mejía de Carabayllo, realiza pequeñas esculturas del Quijote de la Mancha en distintas facetas: El Quijote lector, en caballo, con Dulcinea, entre otros, las cuales vendemos: La mitad va para el Artista, y la otra mitad se queda para seguir sosteniendo el proyecto.  Las esculturas están hechas de desechos como bujías, pernos y toda clase de metales.  Asimismo, para que el producto tenga una mejor presentación, la empresa “Maker” que se identificó mucho con “Quijote para la Vida” nos donó las bolsas ecológicas y nuestras tarjetas de presentación.
La gente puede apoyarnos adquiriendo estos productos a través de nuestro Facebook Proyecto ”Quijote para la vida”.
Hemos avanzado mucho desde que Eddy y Lis iniciaron este sueño con la Biblioteca Comunal.




Lis Pérez
Educadora
Coordinadora General de la Biblioteca Comunal

Liz, ¿qué tan difícil fue introducir a l@s niñ@s de la comunidad en la lectura?
La lectura es un espacio natural en el colegio, pero en el barrio aún no.  A l@s niñ@s no se les obliga a leer, pero sí se les invita, se les hace tomar conciencia de cuántas oportunidades tienen, si leen; de cuántas cosas pueden aprender que no sabían y que de pronto, ya saben: Se sienten bien.

Tienes un rol muy importante dentro de la marcha del Proyecto que pone a la educación desde una mirada más amplia. Tu formación profesional y tu intuición innata te convierten en una magnífica acompañante para l@s niñ@s que participan en la Biblioteca; se ve que lo disfrutas.

No me equivoqué al elegir mi carrera porque me gusta estar con l@s chic@s y he descubierto otra dimensión de educar: una cosa es la escuela y otra, el barrio y la comunidad. En la escuela hay un sistema que a veces funciona y otras veces no; incluso, a veces no existe. Hay muchas cosas parametradas, un esquema del cual, muchas veces no puedes salir. En cambio, aquí en la Biblioteca Comunal, nosotros tenemos la libertad de proponer temas y actividades a l@s niñ@s, l@s escuchamos. Aquí se nota muy claro la frase: “Un@ no va a enseñar, sino, a aprender”: Ell@s me escuchan; yo los escucho; se rompen los esquema del profesor arriba y l@s niñ@s abajo.


Lis Pérez dirigiendo a l@s niñ@s de la Biblioteca Comunal
"Don Quijote y su Manchita"


¿Qué se ha logrado y qué se sigue logrando con la Biblioteca Comunal “Don Quijote y su Manchita”?

Pues se ve un desarrollo en l@s niñ@s como resultado de los diversos talleres que les dictan distintos grupos, colectivos e instituciones (nacionales y extranjeras) que se han aliado al proyecto.  También, llegan al barrio padres de otros distritos de Lima que traen a sus hij@s a compartir los momentos de lectura junto con nuestr@s niñ@s.  Ahora, estamos tratando de descentralizar la Biblioteca para que llegue a más zonas de Puente Piedra.  La familia López, amigos nuestros, han aperturado su casa para realizar “El Club de Lectura” que lo acompañan cuatro estudiantes de la PUCP y la UNMSM todos los sábados. La idea es que cada club de lectura tenga un máximo de 10 niños para que l@s pequeñ@s conversen y puedan reflexionar sobre distintos temas.  Estamos convencidos que este programa es muy importante para nuestra comunidad.  Una persona que lee se da cuenta de todo lo que pasa a su alrededor: No se deja engañar por los políticos y defienden sus ideas; tienen el mundo en sus manos.
Familia del distrito de San Borja compartieron una jornada de lectura
con l@s niñ@s de la Biblioteca Comunal "Don Quijote y su Manchita"



Natasha Luna: La mirada inteligente, frontal y honesta de la música oscura.

La notable calidad de sus trabajos viene llamando la atención de la crítica especializada. Desde su aparición en la escena musical, se hizo acreedora a premios como “Disco del Año” por el Diario “El Comercio” (2005) y Premio a la Mejor Música Original en el IV Festival Internacional de Cortometrajes, “La Noche de los Cortos 2011”.  En la presente entrevista nos explica, cómo la música oscura surge naturalmente en sus composiciones y revela detalles profundos acerca de la forma en que se va consolidando en la escena musical.

Natasha Luna
  
Por Silvia Rodríguez Siu
Locación: Museo Pedro de Osma

Natasha, ¿desde muy pequeña ya tenías definido qué tipo de música era para ti?

Yo creo que sí. Hay una carga muy fuerte. Soy la última de cinco hermanos y quizá, el que haya una distancia considerable en edad con ellos, ha hecho que esté un poco aparte. Cuando era pequeña, recibí clases de piano durante un corto tiempo. Como me gustaba tanto y deseaba aprender, practicaba cualquier melodía posible.  Desde aquella época, ya me gustaba inventar mis propias composiciones; claro, muy elementales porque era una niña de 6 ó 7 años.  De las que me hacía escuchar la profesora de piano, había canciones que eran fragmentos simples de distintos temas. Ahora que lo pienso, si escucho uno de ellos, me atrapa enseguida porque eran los que más me gustaban y todos de corte melancólico: no interesaban los otros tipos; a mí me gustaban los temas más oscuros.

Tu música está en clave menor.

Sí, yo no sabía eso porque justamente, mi educación musical es mínima.
No es que después haya hecho acordes menores adrede.  Estos surgen naturalmente; no lo pienso mucho.  Me pareció muy divertido cómo me enteré que usaba acordes menores. En la canción “The Frog is out of frogness” están las ranas diciéndose: “estas son unas taradas; yo no quiero ser como todas ellas”. Para mí era un tema alegre, divertido. Entonces, se lo llevé a un contrabajista. Fui a su casa, le puse la base de este tema y le dije: “Es mi tema alegre y quiero que lo acompañes en forma alegre”. Entonces, él me dijo: “¿Tema alegre? Si todos son acordes menores”. Allí recién me di cuenta que toda mi música está en clave menor.

Las características del sonido que utilizas y los tipos de instrumentos que intervienen, remiten o tienen un efecto de estados de ánimo de vibración baja como la tristeza y la melancolía, entre otros.

Hay un factor que no puedo cambiar: La cuestión cultural. Occidente nos ha acostumbrado a relacionar los acordes menores con la tristeza o estados de ánimo parecidos. En otras culturas, sus temas alegres (de baile, de celebración) los hacen con acordes menores, pero a nosotros nos han ido acostumbrando en el otro sentido. En todo caso, yo no cambio esa tradición occidental. Compuse mi música así, sin saber y suena tal cual.

Ya llevas tres discos.  Elaboras de tal manera cada producción, con tanta tranquilidad, sin apuros, que los resultados han sido realmente de alta calidad y eso lo reconocen tus fans que van en aumento.  ¿Cómo has hecho para escoger a los músicos que te acompañan? ¿Te tomó mucho tiempo hacer el casting?

Fue una cosa muy extraña; no tenía muchos contactos. Entonces, me dije: “La mejor forma es lanzar una convocatoria”.  Al principio, no fue tomada a bien. Hubo comentarios como: “Quién se cree para estar haciendo casting a los Músicos”. Y no era eso; no era la actitud de creerse una gran estrella.  Era el hecho de: “No conozco gente, voy a hacer una convocatoria; si estás interesado, ven”. Simplemente, alquilé una sala y el primer día, encontré a los músicos.

Pero, además, para elegir a los músicos es todo un trabajo, porque tiene que haber un mismo sentir con tu música y la química de las personalidades para crear es indispensable.

Sobre todo eso, la química entre todos y muy poco ego. Allí tuve una suerte enorme. Lo de la guitarra fue muy divertido porque ocurrió ese tipo de anécdota que nunca te la vas a sacar de la cabeza. Llegaron un baterista, un bajista y varios guitarristas. Ante la ausencia de un guitarrista que vaya acorde con lo que estaba buscando, el chico que me estaba ayudando y quería hacer de Manager, me dijo: “Yo voy a tocar la guitarra”. Y sí toca, aunque no melódicamente. A él le agrada hacer más ruido y a mí también me gusta más eso, entonces, encajó bien. Años después, el bajista trajo al baterista actual, José María Colonia.  Él es educado como músico académico, así que, cuando escucha algo, se pone ese chip y trabaja sobre eso.  Ha aportado bastante en los ensayos. Yo siempre les doy a todos la libertad de proponer y decir: “esto está mal o bien”.

Natasha Luna

Eres la Directora de tu producción.

Eso sí, definitivamente, porque lo que estamos haciendo es tocar temas de mis discos o nuevas versiones de éstos, guiados por mí. Por ejemplo, les digo: Voy a tocar el tema del Rinoceronte del tercer disco. Entonces, ellos me escuchan en el piano y tienen esa afinidad como para entenderme.

¿Qué causaron en ti, los premios que has recibido?

Ha sido muy raro.  Por ejemplo, el del Festival de Cortometrajes: Brian Jacobs, Director de “Cuidados Intensivos” (donde se incluyó mi tema “Waltz for an Albatross”), me comentó que había un evento en el que iban a pasar diferentes cortos. Como no soy de salir, me quedé en casa. Lo que no sabía es que era un evento de premiación y al cual estaba nominada. Entonces, por la noche, Brian me escribe y me dice: “¡Oye! ¡ganaste!”. Allí sentí vergüenza.  De haber estado allí, me hubiera puesto tímida; no hubiese sabido qué decir, pero lo hubiera hecho por él, por darle las gracias por haberme incluido en su producción y por el respeto que le tengo.

Otra de las experiencias con las que has quedado muy contenta, es la interpretación junto a Los Protones, del cover “Come on” en el disco homenaje a Los Saicos. ¿Has  pensado en realizar otros colaborativos? ¿Tendrían que ir más o menos con tu perspectiva, tu estilo?

Depende. Sí, si me llaman como en este caso que me entusiasmó la idea. Me parece que ellos hacen un buen trabajo. Es muy difícil mantenerse con un género que no tiene mucha cabida, sobre todo acá en Perú. Ellos tocan todo el año y creen en su proyecto. Son personas muy amables y preparadas. Cuando llegué, el ambiente era muy bacán.  Fui primero a su sala de ensayo y luego, al estudio a grabar.  Las cosas siempre son muy simples; no me gusta que haya mucha ceremonia.

Natasha Luna

¿Piensas seguir en la música siempre? ¿Estás consciente que te va a sacar un poco de tu hermetismo? ¿No te incomoda? Tu intimidad, a futuro, podría no estar tan resguardada.

No creo poder desligarme de la música que en mí, está en constante construcción.   Respecto a lo público, dudo que llegue al punto del ámbito pop en el que sí hay un montón de gente que te reconoce.  ¿Sabes cuándo sí me ha molestado? Cuando me han escrito correos en los que me cuentan lo mal que están, lo mal que se sienten, de cosas terribles que se les vienen a la cabeza y me piden consejos: ¿Cómo a la distancia vas a dar un consejo?  Te dan una responsabilidad enorme. Si es en serio, no está bien: No puedes aconsejarles porque no los conoces.
¿Qué experimentas interiormente cuando compones?
Me meto a una exploración: Es como si de pronto, se abriera en mi cabeza una pantalla, incluso, cuando no estoy haciendo música.  Me cierro un poco; como si estuviera viviendo en una película.
¿Crees que la vida es algo así, virtual, que estamos dentro de un cuerpo? Si es así, ¿Cómo influye esto en tu proceso de composición?
De alguna manera sí, por lo menos, así la vivo.  Qué se yo: un sonido fuerte me saca del estado real y no voy a luchar contra eso. Pero sí, teniendo esto en cuenta, por ejemplo, el tema del “Rinoceronte”, fue como “un sacar la lengua”: Está todo en acordes menores y lo termino con un acorde mayor. Cuando lo compuse, fue una broma conmigo misma.  En realidad y justamente, hacer un disco por tu propia cuenta te da esas licencias. Puedes hacer un chiste completamente interno que, tal vez, nadie entienda: Solamente es para ti, pero, es tu disco.

Carcasse, tercer disco de Natasha Luna
Crédito de la foto: Beatriz Torres


Alexxx Castañeda: Un Artista peruano que promueve el Arte Tradicional desde el extranjero.

Es hoy en día, uno de los pocos jóvenes pintores peruanos residentes en el extranjero que viene realizando esfuerzos denodados para la revalorización del arte tradicional en la pintura. A sus 30 años, ha ganado un espacio de reconocimiento por sus trabajos artísticos en la prensa, al punto de ser entrevistado por medios extranjeros como el Diario Wall Street y ser “Artista por un Día” en Google. Dotado de una sencillez que define su personalidad, muy amablemente nos concedió la presente entrevista telefónica.
 
Alexxx Castañeda
Crédito fotográfico: Diana Doig
Por Silvia Rodríguez Siu

Alex, eres una persona que desde muy joven realiza actividades para promover el arte figurativo tradicional que se ha convertido en tu pasión, ¿dónde nace esto?

En Lima, estudié en Corriente Alterna, en la época en que Lucho Lama estaba como Director y apoyaba la práctica tradicional en las artes plásticas.
 
Obras de Alexxx Castañeda

Actualmente, son pocos los artistas que siguen esta práctica: hay más gente interesada en lo contemporáneo, en el performance, en la instalación.

Eso es cierto. Somos pocos los que tratamos que el Arte tradicional no se pierda; incluso, podemos crear obras más modernas  pero sin que se pierda la esencia de lo tradicional.  Viviendo en el extranjero puedo decir que es más factible vivir como Artista con esta práctica, pues hay mejor posibilidad de negocio porque se puede aplicar al diseño, la ilustración, el cine, etc. Lamentablemente el Perú consume poco arte y mucho menos, arte conceptual.
 
Wolverine & Akuma por Alexxx Castañeda


Esto pasa por un tema de educación y de oportunidades también.

Sí, esto pasa por falta de educación para poder apreciar el arte: Por un lado la despreocupación del Estado por el arte y el artista; y de otro lado, ya no hay escuelas en Lima y en Perú que pongan énfasis en esto. Los que desean aprender a dibujar y  pintar terminan haciendo cosas distintas a lo que inicialmente deseaban.
Estando en Lima en aquellos años, entré a trabajar a una empresa de publicidad muy importante, donde conocí a colegas muy talentosos quienes llevaron el negocio a grandes logros internacionales, pero sus nombres nunca aparecían; los créditos se los terminaba llevando la misma empresa.

¿Son estas algunas de las razones por las cuales formas el Colectivo “Caffeine Heroes”?

Sí, yo quería apoyar a todos estos talentos que había conocido para crecer juntos artísticamente y a la vez, crear una especie de puente que marque una diferencia en cuestión de dominar distintas técnicas y crear, pero, sin perder la tradición.
 
Obras de Alexxx Castañeda

Y lo estás logrando. Te fuiste a radicar a California por las oportunidades que para los artistas existen allí y continúas realizando movida artística con el Colectivo en esa ciudad.

Sí, cuando llegué a Backersfield comencé a conocer a colegas del lugar y encontré que tampoco había sesiones de dibujo en vivo de figura humana para ellos, en la localidad. Así, empecé a realizar estas jornadas del Colectivo “Caffeine Heroes” en California.  Actualmente, contamos con 70 miembros activos, tanto en Lima como en Estados Unidos.
 
Sesión de dibujo en California
Crédito fotográfico: No Image Photography Studio
Y el vivir fuera te permite aprovechar una serie de eventos donde puedes ver y mostrar arte, conocer artistas reconocidos de distintas partes del mundo, entre otras oportunidades que, por cierto, compartes con los artistas del Colectivo en Lima.

Sí, he tenido oportunidad de estar presente en distintos eventos, como por ejemplo, el Comic-Con que se realizó en San Diego en julio, que es la feria de entretenimiento más grande que se realiza aquí.  Las redes me permiten compartir experiencias, entrevistas a artistas que van a esos lugares, entre otras cosas que nos sirven a todos.
 
Alex Castañeda junto al Maestro Kim Jung gi en el Comic-Con 2015

Actualmente, estás asociado a “Project OH Magazine”, una revista de arte estadounidense y las sesiones de dibujo del Colectivo se han retomado con mucho éxito en Lima. Te estás convirtiendo, de alguna forma, en embajador cultural.

Estoy muy orgulloso del trabajo que la gente del Colectivo en la sede de Lima, viene realizando bajo la coordinación de la Pintora Salima Black.  Me interesa que mis colegas estén contentos, que la esencia de lo tradicional no se pierda  Caletamente, en el logo de “Caffeine Heroes” hay una bandera del Perú, si miras bien.

Logo del Colectivo "Caffeine Heroes" por Alexxx Castañeda


Ajitah: “El miedo es indispensable para la disciplina en tela aérea”

Desde las aulas de Ciencias Sociales en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, soñaba con tener algún día, un centro cultural. Hoy, dedicada totalmente a la práctica y enseñanza de la acrobacia en tela, les enseña a sus alumn@s a vencer los miedos a través de esta mágica disciplina artística.  Ella forma parte de la Escuela de Arte Consciente y tiene como meta convertir su hogar en el Centro Cultural que alguna vez soñó. 
 
Ajitah, maestra de acrobacia en tela.
Crédito fotográfico: Discoteca Ophera
Por Silvia Rodríguez Siu

Ajitah, según me cuentas, uno de tus hijos fue el primero que se subió a la tela y tú, aterrada.

Yo miraba y decía: “¡qué bonito!”. Pero cuando mi hijito, que tenía ese tiempo 8 años, se subía a la tela y lo hacía bien alto, lo miraba y me daba mareos, me quería desmayar. Yo le decía al profesor que no suba tan arriba y él, me animaba a que suba para que vea que no pasaba nada, que no había peligro.
En ese entonces, empecé a tomar clases de masoterapia, pero sentía que necesitaba otra actividad, así que me dije: “ya bueno, voy a empezar aquí”. A mí me daba mucho miedo.  Sí tenía fuerza para seguir y todo, pero para hacer todos los trucos, para realizar giros de 360°, demoré como un mes porque me daba demasiado miedo y poco a poco fui superándolo hasta que un día me dijeron para realizar mi primera presentación.

Queda atrás, la etapa universitaria y decides emprender tu vida como Artista, ¿fue la decisión correcta?

Empecé en la Casa Vrinda en el Paseo Colón.  Mi familia no se lo esperaba. Terminé el curso de masoterapia, pero finalmente, me dedico más a esto, porque una vez que un@ empieza y si te gusta, hasta sueñas que estás en la tela haciendo trucos (sonríe).
Lo que es básico sobre acrobacia en tela, me lo enseñaron y de allí, viendo videos, voy experimentando.  De pronto digo: Voy a hacer esto y luego, me sale una cosa parecida y lo transmito a mis alumn@s.

¿Te gusta enseñar más que aprender?

Me encanta enseñar y también me gusta aprender. Yo misma sigo preparándome para poder darles más a mis alumn@s, porque enseñar es una satisfacción grande, no te imaginas.  Incluso, hay alumn@s que hacen cosas que yo no puedo hacer: Porque son más elástic@s; porque tienen mejor porte; porque han practicado ballet. Suben y verl@s qué bien les sale, “se me cae la baba”.  L@s veo y es como si yo estuviera haciéndolo, como si me prestaran su cuerpo para realizar algo que físicamente no puedo.
 
Tania, una de las alumnas de Ajitah

Y les gusta tu clase; vienen de todas partes hasta Los Olivos.  Veo que lo disfrutan y además, según me comentaron, optan por dejar fiestas los fines de semana siendo tan jóvenes, para llegar con una buena condición física y resistir la clase del sábado o del domingo.  Ell@s manifiestan que les gusta tu clase porque eres una maestra que brinda todos sus conocimientos, que no se guarda nada.

Sí, vienen desde La Molina, Santa Anita, Magdalena, El Callao, de muchos distritos lejos de aquí. ¡Es tanto el apego y el gusto que uno llega a sentir hacia la tela! Yo me siento ¡Uf!, cómo te podría explicar, entras en éxtasis. Siento como si estuviera volando, algo mágico, y si te ponen una música que te gusta, la puedes sentir más e interpretar en la tela. Uno de mis maestros me inculcó que debo enseñar todo lo que sé y eso lo he interiorizado, así que se los doy a mis alumn@s esperando que llegado el momento, también puedan transmitirlo.

Tania y Gía durante la clase de Ajitah
Cuando uno toma su primera clase, ¿Te suben alto o empiezas abajo?

Depende de cada alumn@. Algun@s suben ya en la primera clase;  hay otros, en cambio, que no logran subir hasta 1 ó 2 meses después, pero, generalmente, siempre empezamos desde el piso, desde la colchoneta: Se les hace un nudito con ejercicios para que vayan agarrando fuerza, equilibrio, que sientan la sensación de estar en el aire, pues, más adelante, cuando ya estás arriba, te da mareos, se te va la sangre a la cabeza, entonces, con los ejercicios de respiración aprendes a controlar todo eso, incluso el miedo.
Hay alumn@s más avezad@s que otr@s. Yo les digo: “tienen que sentir miedo”, es indispensable. Si no tienes miedo, te puedes matar. El miedo es algo normal, algo que debes tener porque con ello aseguras tu vida. Y eso es lo que les enseño desde el principio. Primero que hagan todo bien, correcto, al ras de la colchoneta o todo abajo y cuando veo que ya tienen control, que tienen fuerza: ¡arriba!

¿L@ alumn@s nuev@s necesitan una preparación física previa?

Hay personas que vienen y que nunca han hecho ejercicio en su vida. Aquí, empiezan desde el abdominal más simple y el ejercicio más básico; incluso, a mover las articulaciones.  No es un requisito indispensable haber hecho danza o acrobacia previamente.
 
De izquierda a derecha, las alumnas Gia y Tania realizando ejercicios
siguiendo las indicaciones de Ajitah

En tu caso, tu cuerpo es hiperlaxo de nacimiento.

Hago Yoga desde hace once años. Esto me ayudó a estirarme, porque antes, siendo muy jovencita, levantaba pesas pues deseaba ser fibrosa.  La práctica de las pesas hizo que mi cuerpo se hiciera más duro y perdí elasticidad. Recuerdo que de niña, estiraba mis piernas y me las ponía detrás del cuello; me daba volantines, me abría de piernas, en fin.  Pero cuando empecé con las pesas, ese estiramiento lo perdí y solo pude recuperarlo más tarde, con el yoga.

Ajitah al centro de dos de sus alumnas


¿Cuántas horas practicas? Esta disciplina es muy fuerte; hay mucho desgaste físico.

Normalmente, son 2 ó 3 horas inter-diarias porque hay que darle descanso al cuerpo.
Quemamos 500 calorías, es decir, más que muchas otras disciplinas.  Además, se tiene la tarea de la preparación física diaria.  Esto no es una cuestión que todos los días debes subirte a la tela.  Es importante preparar tu cuerpo para tener resistencia.


Y, ¿cómo manejas la exigencia de una temporada de circo?

En el circo puedes hacer entre 1 a 4 presentaciones al día, dependiendo del circo.  Si es un circo chico, cada artista es libre de hacer una interpretación. 
Esta última temporada interprete a Elsa de Frozen y utilicé el aro aéreo que es otra disciplina que se puede practicar.  Yo usaba el aro y el trapecio para hacer mi preparación física, pero mi especialidad es la tela.

Ajitah interpretando a Elsa de Frozen en el circo.


Te has presentado en otros lugares.  ¿Cuál es la sensación que te deja el pasar de un ambiente de circo a otro de, por ejemplo, discoteca?

En la discoteca siento como si fuera a salir a bailar, pero en la tela. Allí realizo un espectáculo de 20 minutos sin parar. Es fuerte, sobre todo porque una se encuentra en un ambiente cerrado, donde huele a cigarro, donde no respiras bien. Pero me ha pasado que por la misma adrenalina, se me han pasado los 20 minutos y bajo como si quisiera seguir bailando (ríe).



¿Hasta cuándo te gustaría seguir jugueteando en el aire?

Hasta que mis huesos se deshagan. Cada día hay algo nuevo que aprender.

Y ¿aprendes de tus alumn@s?

Claro que sí. Hay tiempos en que me desanimo.  L@s veo a ell@s con tanto afán, con esa capacidad de querer aprender, de seguir adelante, de no darse por vencid@s, que  me inspiran realmente.

En esta casa se siente muy buena energía: Tu compañero es Músico, tus hij@s te siguen los pasos en la disciplina aérea; vienen tus alumn@s a tomar sus clases de acrobacia. ¿Es un poco concretar la idea que tenías en el 2001 de tener un centro cultural?

Sí, deseo promover más el espacio. Quiero incorporar más disciplinas, pues deseo convertir esta casa en un centro cultural. Mi papá me la cedió. Él está feliz de escuchar las risas y que siempre haya gente joven aquí, aprendiendo.




Jonathan Zavala: Un Artista con discapacidad auditiva que trasciende los límites

Jonathan Zavala es integrante de la agrupación “Teatro en Silencio”, proyecto de artes escénicas dirigido a personas con discapacidad auditiva como él. Sin embargo, demuestra a diario que su condición no lo limita para desarrollar los múltiples talentos que la vida le ha dado. Además de su participación como actor, toca la guitarra y es Bombero Voluntario del Perú.  Jonathan, con gran habilidad, lee los labios y habla, lo que nos permitió esta pequeña entrevista.

Jonathan Zavala
 Por Silvia Rodríguez Siu 

Jonathan, a muchos nos llama la atención cómo una persona con audición casi nula puede ser capaz de tocar un instrumento musical y que además, le dediques un tiempo para practicarlo, en tu caso, la guitarra, dentro de tus múltiples labores. ¿Cómo se da esta conexión con el instrumento musical?

Mi hermano se inscribió en clases de guitarra y me llevó. Un día, el profesor mientras ejecutaba, me hizo tocar la caja de resonancia de la guitarra y lo que sentí fue increíble: Fue como una corriente que me pasó a través de todo el brazo hasta llegar al corazón.  Me gustó mucho; desde allí, he tratado de practicar.
 
Jonathan Zavala


Entonces, es así como llevas el ritmo. ¿Estás actualmente en clases? ¿Cómo ha sido tu aprendizaje? ¿Tocas todo tipo de género?

Mi hermano me enseñó; luego, un profesor en la parroquia a la que asistía. Me gustan varios géneros, pero mis preferidos son el rock y la música criolla.  Actualmente, aprendo solo, aunque por el trabajo y otras ocupaciones no tengo tanto tiempo como me gustaría.

Sí, porque, además de tu trabajo en una empresa, eres un ciudadano ejemplar que sirve a la Compañía de Bomberos del Perú.
Gracias. Sí, pertenezco a la Compañía Garibaldi Nro.7 del Callao.

Jonathan Zavala junto a sus compañeros de la Compañía de Bomberos
Garibaldi Nro.7 del Callao.

En tu faceta de actor, ¿qué significa ser parte de “Teatro en Silencio”?

Hacer teatro es algo que me gusta mucho. Llegué al primer taller de “Teatro en Silencio” en enero de este año y como me gustó, continué tomando el segundo taller, luego, el tercero y así. Estamos esperando con mucho entusiasmo la primera presentación de la obra.
 
 Crédito fotográfico: archivo de "Teatro en Silencio"


Volviendo a hablar de la música, ¿Qué esperas respecto a tu preparación con la guitarra?

Espero poder lograr más cosas en técnica y participar como invitado en algún recital.
Jonathan Zavala